15 de noviembre de 2005

Por la Justa Equidistancia

** Parábola de la elipse **

Luchaban los puntos de una elipse muy famosa por sus derechos como componentes de una curva cerrada en el plano. Luchaban por sus derechos, discutían y se manifestaban libremente. -¡Queremos justicia! ¡Queremos igualdad! ¡Esto es un atropello!- gritaban tangencialmente a las puertas del Tribunal Geométrico Interregional.

Lucharon los puntos de esa elipse tan famosa, por la justa equidistancia al centro (geométrico) de la misma. Insistieron tanto en este punto como creyeron oportuno, convocándose puntualmente frente al Tribunal Geométrico Interregional, y tras el Juzgado de lo Elipsoidal. Éste último, estimó finalmente que en efecto, podría entenderse como un agravio comparativo el hecho de que algunos puntos estuvieran más alejados que otros del centro. Y la lucha tuvo sus consecuencias y sus éxitos. Desde entonces, se consideraría y reconocería, por ley, que todos los puntos de las elipses estarían a la misma distancia del centro.

Algunas elipses muy conocidas en el plano, aceptaron la medida. Otras, muy espigadas, además, lo llevaron a efecto, no sin un esfuerzo considerable para conseguirlo. De ellas, unas tuvieron que separar los puntos entre sí, otras eliminar algunos que sobraban para cuadrar la equidistancia sin fragmentarse -Tú y tú ¡fuera!-, y las más tozudas y rígidas, se quebraron en el intento. Las menos orgullosas, solicitaron la participación de algunos puntos suspensivos que se sumaron a los propios, hasta conseguir la anhelada equidistancia -¡Lo conseguimos! ¡Justicia! - decían las supervivientes.

Lucharon algunas elipses de puntos equidistantes al centro, al conocer un estudio sobre la naturaleza de las elipses que aseguraba que las elipses genuinas tenían dos focos, por la justa equidistancia a los dos focos de la elipse. Las más razonables, determinaron que sus dos focos estaban uno encima del otro, en el centro, quedándose pues igual de anchas que panchas. Pero otras, las más excéntricas, lucharon por la justa equidistancia a sus dos focos merecidos por derecho. ¡¡No no y no!! ¡¡Justicia!! ¡Igualdad! ¡E - qui - distancia, E - qui - distancia!

Defendieron ante el Tribunal Intersectorial de Cónicas y Curvas Planas, todos los puntos que consideraron importantes. Del resto, unos decidieron marcharse por propia iniciativa, por orgullo algunos y querer despuntar, o por complejo de superioridad -yo pertenezco a otro plano en realidad- y otros por sentirse agraviados, quedando muchos en punto muerto.

Lucharon y se dividieron. -cada punto con su foco ¡cada punto con su foco, elipses! Pero equidistantes, ¿eh?- Se dividieron como pudieron, y lucharon entonces por la justa equidistancia a los dos focos de toda elipse que existiera en el plano. Equidistancia a todo foco, propio o ajeno. He aquí la distancia.

13 comentarios:

Fernanblog dijo...

Maravillosa parábola.

Espléndido.

carlitosreina dijo...

dedicado a miinma, que suele decir que suniño habla en parábola. ;D

hommer DeVITO dijo...

ME PUEDE REPETIR TODO DESDE MARTES, NOVIEMBRE 15...?

ella y su orgía dijo...

Cuando te pones surrealista es cuando más me pones.

Abrazo orgiástico.

betico.de.nuevo dijo...

a ver, ¿quien la escondio a carlitos la medicación?...

insisto, el mejor blog pa mi el de los motes, en cuanto a participación... tienes estadisticas de participación en los blogs????

Anónimo dijo...

``¿Qué os puedo decir de él? Es un chico rubio, con el pelo largo y rizado ¿no será Bisbal? jajaja, tiene el pelo más largo que Bisbal. Tiene barbita, ojos claros, viste informal (cuando no está trabajando). Es un chaval simpático, gracioso y agradable. Es del Betis (pobrecillo, no debe conocer al Real Madrid, jejeje) y según me han chivado hace kárate. Carlos ¿se me olvida comentar algo más?´´


Lo del real madrid puede pasar,pero y esa descripción eeeeeeeeeeeeeeeee.
antonio.

monocamy dijo...

Hay elipses buenas (como "el ipse cto" que se come los pulgones que destruyen las plantas) y elipses malas (como los "elipse s de sol", si los miras sin protección. Y hay elipses que no está claro si es algo bueno o malo (como "el ipse de putas").

Personalmente, siempre me han gustado más los senos. O sea... a ver si me entiendes....

:PP

Anónimo dijo...

Extraño los debates de los puntos de las elipses, que quieren equidistar de un centro, pero no sé si he entendido bien si lo que quieren es que el centro no se les acerque demasiado, tener su propio centro o foco, o cada punto quiere ser

Es decí, to el mundo discutiendo para que al final como siempre dos puntos (que ambos dos se hacen llamar focos o centros) se lleven toda la atención, protagonismo y privilegios (con los que ya contaban) discriminando a todos los puntos de la periferia.
Diga lo que diga el alto Tribunal Intersectorial de Cónicas y Curvas Planas, va a ser una vailada mayor que el de Farruquito.

Desde mi punto en lo las alejado al centro de la elipse os invito a todos a dar un paseo por los alrededores, penumbra que no alcanza los focos.

Carlos Blanco

Marina dijo...

¡Qué bueno Carlitos!

Jeje, se lo voy a mandar a mis compañeros matemáticos, que seguro que les gusta, ¡pero no me hagas pagar derechos de autor!

Saluditos,
Marina

Virginia dijo...

Jo que bueno Carlos, hacía un montón que no te leía, eres la leche. Me ha gustado muchísimo. No he leido los comentarios, no me quiero dejar influir. He pensado todo el rato en Cataluña y el Estatut, no sé si iba por ahí, pero me ha gustado muchísimo. Un genio tio, ¡Vivan las matemáticas! ¡Viva la utopía! ¡Viva la desigualdad!

ElHobbit dijo...

Muchos puntos, muchos puntos... PERO LOS 3 PUNTOS SAN IDO PAL SEVILLA !!!
jejejeje

:p

inmiky dijo...

Hola!!!!!
Carlitos!! Cuanto tiempo no?? No me he olvidado de tí!!! Que sigo visitandote de vez en cuando!! Un beso mu fuerte!!

MaRioSe dijo...

¿Si? Uyyyyys qué de loquito quetás XDD!Ja ja ja...!
Genial!