19 de mayo de 2005

Acerca de vencer en medio

No es lo mismo el vino bueno al final, que el bueno vino al final.
No.
No es lo mismo.
Y bueno, ... vino, vio y venció. Al final. Porque es al final cuando se vence, porque entonces ya no importa cómo de vencido estabas a mitad, o al principio, o casi al final. Bien está lo que bien acaba. Pero así se vence, sí. Pero a mí no me convence. Prefiero otro modo. Un modo bueno o modo normal de principio a fin. Pero ¿existe el fin? ¿hay principio?
Estas preguntas pueden generar controversia, discusiones, opiniones, cruce de declaraciones, teorías, filosofía, etc. Y quizá se queden sin materializar nunca, ni precipitar, ni convenzan a nadie. ¿Principio? ¿Fin? Difícil o más bien Densas cuestiones. Pero no dudo del espacio que existe entre la I de inicio y la n de Fin. Porque en ese espacio me encuentro, si es que estoy en alguna parte. Por eso, no importa el Fin. Importa el medio, el intermedio. No obstante, cuidado con los medios que te llevan a un fin, por bueno que éste sea. Y añado: cuidado con "los medios".
Al fin... al final...
Y el final fue bueno, por el vino bueno del final, gracias a que el Bueno vino.
"No alimentéis la idea de vencer; pero tampoco la de ser vencidos" (G. Funakoshi)
The End.

2 comentarios:

Virginia dijo...

El medio. Cómo llegar al fin. Es muy interesante. Le sigo dando vueltas. No todo vale. Pero a veces, nos conformamos con tan poco, por lo menos yo. De qué medios me valgo para conseguir lo que quiero. Intento ser honrada pero tengo fallos como todos. Seguiré reflexionando.

carlitosreina dijo...

Qué decir...

sólo que me ha encantado recibir esta postilla, medio año después de escribir el poste. Me ha encantado esta sensación de que lo escrito, queda.

Muchas gracias, Virginia, por pasar y dejar tu huella. Por si vuelves por aquí justamente... Gracias. :D